Dom15092019

Última actualización12:30:04 PM

Primero Oficial
Back Usted está aquí: Inicio Deportes El uno por uno de Boca, con Wanchope figura y alto nivel en todas sus líneas

El uno por uno de Boca, con Wanchope figura y alto nivel en todas sus líneas

Jugó el mejor partido en lqa Era Alfaro y se destacaron varios, con el delantero y Marcone a la cabeza. ¿Quiénes más se lucieron?

El mejor partido del ciclo de Gustavo Alfaro dejó una goleada en la altura de Quito y actuaciones individuales con rendimientos muy altos.

Esteban Andrada (6): Casi no lo exigieron, pero cuando Liga merodeó el área con peligro se encargó de desactivar todo peligro "leyendo" la jugada. Con los pies, además, mostró su jerarquía. Lleva 27 vallas invictas en 43 juegos en Boca.

Marcelo Weigandt (6): El juvenil tuvo pequeños errores en las salidas, pero reiteró su aplicación en la faceta defensiva. Con temperamento, además, se animó a pasar al ataque con criterio.

Lisandro López (7): Impecable en el juego aéreo. También se encargó de sacar al equipo del fondo para no refugiarse cerca de Andrada.

Carlos Izquierdoz (7): Solo lograron pasarlo una vez en el segundo tiempo pero en el resto del partido tuvo cierres en ambos sectores del área que lo llevaron a consolidarse en la última línea.

Emmanuel Mas (6): De mayor a menor. Fue importante en el primer tiempo para sostener los ataques de Liga por su sector y también cuidarle la espalda a Reynoso. En la segunda etapa, los más peligroso de los locales fueron por su banda.

Iván Marcone (9): Jugó su mejor partido desde que llegó a Boca. Se paró en el centro del mediocampo e hizo todo lo que pide el manual del volante central. Quitó, se anticipó, distribuyó, ordenó a sus compañeros y puso la pelota bajo su suela en la salida. Impecable actuación.

Eduardo Salvio (6): Fueron muy importantes sus trepadas por el carril derecho porque fue el lugar que eligió Boca para atacar. En los 2.850 metros metió piques constantemente y lo sintió. Por momentos lució ahogado. Le anularon un golazo tras un pase de Reynoso.

Nicolás Capaldo (8): El juvenil jugó un partido para consolidarse como titular en lo que se viene. Con mucha personalidad fue la rueda de auxilio de todo el mediocampo, jamás dejó de correr y de romper líneas hacia adelante. Le faltó resolver mejor algunas contras que encabezó pero su trabajo de "pac-man" en la mitad de la cancha le valió el reconocimiento de sus compañeros.

Alexis Mac Allister (8): Desde su juego e inteligencia Boca empezó a ganar el partido. El cambio de posición táctica (dejó la banda izquierda y se movió por el centro) lo favoreció. Asistió a Wanchope en el 1 a 0, pero además manejó la pelota y los tiempos de Boca. En la segunda parte se fundió, pero ya había hecho lo más importante.

Wanchope Ábila (9): Apareció el goleador que Boca necesitaba tras la salida de Benedetto. Lució rápido, preciso y definió impecable en el 1 a 0. Después creó solo dos jugadas de riesgo que se fueron apenas desviadas. Corrió, se sacrificó, aguantó la pelota para darle aire a Boca y cuando todos imaginaban que iba a sentir la altura, corrió hasta el final para obligar el 3 a 0. Un trabajo enorme.

Mauro Zárate (-): No califica porque salió lesionado en el primer tiempo.

Emanuel Reynoso (8): Se metió en un partido abierto y se adaptó a la función. Sintió el desgaste físico pero en su pie zurdo descansó todo Boca. Metió un golazo de tiro libre y dibujó una jugada de lujo que terminó con un gol anulado a Salvio. Le pegaron una patada "criminal" en el primer tiempo pero siguió jugando con mucha entereza.

Jorman Campuzano (6)): Entró para contener y oxigenar la mitad de la cancha y darle una mano a Marcone y Capaldo. Cumplió.

Julio Buffarini (-): Ingresó a los 32 minutos del segundo tiempo por el Toto Salvio para jugar de carrilero por derecha. Colaboró con el retroceso y apenas se proyectó una vez, aunque resolvió mal.

 

Fuente: Clarín