Lun11122017

Última actualización05:05:48 PM

Primero Oficial
Back Usted está aquí: Inicio Espectáculo Griselda Siciliani, la nueva reina de la calle Corrientes

Griselda Siciliani, la nueva reina de la calle Corrientes

En una nota exclusiva con Clarín, la actriz habló sobre su presente "soñado" con la multipremiada Sugar. Además, sus inicios, la relación con el under y su etapa de soltería.

Suenan las fanfarreas. La reina de la calle Corrientes está aquí. Se acerca fin de año y, en época de balances, el 2017 de Griselda Siciliani cerró de la mejor manera. Es que este año, ganó el Martín Fierro como Mejor actriz protagonista de ficción diaria por su papel en Educando a Nina (Telefe) y el ACE, también como mejor actriz, por su protagónico en Sugar.

Pletórica de alegría tras el suceso que fue la comedia musical que realiza desde abril en el Lola Membrives, la actriz vive un presente inmejorable en lo profesional. Si bien la obra Sugar ya era icónica por la película (Una Eva y dos Adanes, con Marilyn Monroe) y luego por la versión que hizo Susana Giménez hace 30 años junto a Ricardo Darín y Arturo Puig, este año Griselda se puso la corona y respondió ante uno de los mayores desafíos de su carrera.

Empachada de éxitos, Griselda igual tiene los pies sobre la tierra y no se desprende de las raíces del teatro under, en donde hizo sus primeros pasos. En dialogo con Clarín, la actriz repasa su maratónica y constante carrera en ascenso y sueña con poder mantenerse en este lugar, el mismo que alguna vez soñó cuando empezó a estudiar teatro con Hugo Midón hace 22 años.

-El éxito de Sugar, ¿era lo soñado o superó tus expectativas?

-Si bien pensábamos que nos iba a ir bien, fue mucho más de lo que esperábamos. Terminar primeros todas las semanas es una alegría inmensa. Es la primera vez en mi carrera que estoy al frente de una obra tan inmensa y tan competitiva. Fue un gran esfuerzo de producción y hay que estar a la altura en cada función. Contenta sobre todo porque, en una difícil situación económica para el teatro y para el país, primero los productores se animaron a invertir y luego la gente viene y hace el esfuerzo de pagar la entrada y siempre se llena. Más no se puede pedir...

-¿Y qué se siente estar al frente de una producción tan enorme?

-Yo venía haciendo proyectos más independientes. No hacía teatro comercial hace muchos años porque no encontraba un proyecto que me gustara tanto como para ir a hacerlo de miércoles a domingo. Pero que llegue esta propuesta fue algo increíble. El material también es buenísimo. Entonces lo que sentí y sigo sintiendo es la responsabilidad y el placer de hacer algo que es de buena calidad en todos los niveles.

-El personaje de Sugar Kane, en la película lo interpreta Marilyn Monroe. En la versión teatral de los '80 lo hizo Susana Giménez y ahora te tocó a vos. Algo debe decirte eso...

-Es un personaje icónico. Es un peso muy grande y muy gratificante a la vez. Estoy contenta con el lugar que tengo. 

-¿Te incomoda el mote de la nueva reina de la calle Corrientes?

-No, para nada. Lo veo como un mimo. Es un halago o una metáfora para halagarme, de buena onda. Me siento privilegiada de estar en ese lugar encabezando en la calle Corrientes y con los elogios de todo el mundo. Las críticas son tremendas, pero para bien. Demasiado elogiosas. Sigue siendo una locura esto en mi vida. Es la responsabilidad y el placer de hacerlo de la mejor manera cada vez que me tengo que subir al escenario.

-Y estar bajo la producción de Gustavo Yankelevich y Susana Giménez, es un voto de confianza además de un desafío ¿no?

-Se la re jugaron por mí Gustavo y Susana. Tenían la percepción de que iba a salir bien. Me pusieron al frente pensando que yo iba a poder llevar adelante esa mega producción y la confianza fue clave. De por sí fue un riesgo grande hacer esta obra. Por la producción y porque es una inversión gigante. Pero a la vez es una señal para que se sigan gestando este tipo de espectáculos. Está bueno que los productores se animen y que vean que va bien para seguir invirtiendo.

-¿Cómo es tu relación con Susana en la intimidad? ¿Son amigas?

-Ella es lo más. Muy relajada, graciosa y tiene algo fresco que hace que sea lindo pasar el tiempo con ella. Es mi jefa y mi productora pero nos reímos mucho.De todas maneras no es mi amiga. Nos adoramos cuando nos vemos pero nos vemos en contextos de trabajo. Cuando surgió lo de Sugar, ella sintió que yo debía hacerlo y soy muy agradecida con ella por su confianza y apoyo.

-Viniendo del palo del under y luego de convertirte en una celebridad, ¿todavía se disfruta del aplauso final como cuando arrancaste tu carrera?

-El aplauso es algo hermoso. Es una comunión o un encuentro con el público. Sin el traje de los personajes, es salir a agradecerle a esa gente que apostó por una. Me pasa en Sugar, con toda la coyuntura que mueve, que hay mil personas de pie en el teatro y es muy emocionante. Es un ritual entre nosotros, el artista y el público. Y es el sentir el regocijo del trabajo realizado. Cada noche que salgo al escenario y me encuentro con el público es uno de los privilegios más grandes que puedo tener como artista.

-¿Cómo es tu relación con el ego? ¿Se dispara en el éxito?

-Todo lo contrario. Cuando pasan estas cosas lindas que todo va tan bien, me tranquiliza. Es como que el ego se me calma. Tengo buenos resultados y me hace confiar más en mi. Me tranquiliza y me alegra. Puedo seguir trabajando con tranquilidad y ver con más claridad lo que viene. Eso sí, hay veces que me encuentro con algunos pensamientos. Porque después de una oportunidad tan grande como Sugar, me pregunto '¿Qué viene ahora?' '¿Qué supera esto?' Es difícil pensarlo...

-En el 2016, la rompiste con Educando a Nina en la tele; en 2017 con el teatro. En 2018, ¿decanta que vas a meter un logro en el cine?

-(Se ríe) ¿Tendría que hacer algo no? Y mínimo que sea un papel para pelear por un Oscar, ja. La prioridad es Sugar, porque vamos a continuar el año que viene después del parate que tenemos a partir del 9 de diciembre. Pero en febrero volvemos al Lola Membríves. Pero sí, para cine hay algunas cosas dando vuelta. Estoy viendo donde ubico esos proyectos que están esperando. Me encantaría.

-En lo personal, ¿seguís disfrutando de tu soltería o hay ganas de alguna nueva experiencia amorosa?

-No me entusiasma la idea por ahora. Estoy bien así, soltera. Me quieren presentar a alguien y es como que no me divierte el plan. No busco a nadie. La clave es si me dejo encontrar...

-Ese tiempo libre lo aprovechás para disfrutar de la cotidianeidad junto a tu hija Margarita. ¿Sos una mamá a tiempo completo?

-La verdad es que disfruto mucho estar junto a mi hija. La consiento porque hoy, por ejemplo, faltó al jardín. Estamos las dos en bata, desayunando y la pasamos genial. Por suerte, tengo más tiempo que el año pasado cuando hacía Educando a Nina. Ahora tengo todo el día libre para ir al jardín a buscarla, hacer planes, salir a jugar...

-¿Y ya estás acostumbrada a dividir la agenda con Adrián Suar (padre de Margarita)?

-Lógico. Nos arreglamos re bien con Adrián. Hablamos mucho todo el tiempo. Lo que sea mejor para Margie lo vamos a hacer. Y en la agenda no hay nada raro, lo normal en padres separados. Ahora que se vienen las fiestas, año nuevo lo pasará conmigo y Navidad con Adrián o viceversa. Lo normal...

El éxito de "Sugar", líder en taquilla y el reconocimiento

"Sugar", obra en la que además de Siciliani, participan Nicolás Cabré y Federico D'Elía, además de un gran elenco de baile, no sólo tuvo aceptación de parte del público, sino que fue de las obras más reconocidas por los especialistas De hecho, este año en los Premios ACE, el espectáculos se llevó 10 estatuillas. Una de ellas fue para Griselda como mejor actriz. "Los premios son una yapa. No los estamos esperando cuando estamos haciendo el trabajo, pero cuando voy a las galas estoy re nerviosa y con ganas de ganarlo yo si es que estoy ternada. Por suerte este año fui muy mimada. No sólo fue el ACE sino que también gané el Martín Fierro. Estos dos últimos años fueron de mucho mimo para mi carrera", contó, orgullosa, la actriz. Pero no sólo ella fue quien ganó. Además, ganó como Mejor Musical, Coreografía (Gustavo Wons), Producción (Susana Giménez y Gustavo Yankelevich), Dirección Musical (Gerardo Gardelin), Iluminación (Mariano Demaría), Vestuario (Renata Schussheim), Escenografía (Alberto Negrín), Actuación Masculina (Nicolás Cabré) y Dirección General (Arturo Puig).

Actualmente, la obra se mantiene en el Teatro Lola Membrives hasta el 9 de diciembre, cuando se tomarán un receso por vacaciones. Funciones: Miércoles y Jueves: 20:30 hs; Viernes: 21 hs; Sábados: 19:30 y 22:20 y Domingo: 20.30. 

Se despega de los rumores de su vinculación con Fito Páez

Esta semana, el cantante publicó en sus redes sociales la portada de su nuevo disco en donde se lo ve maquillado y photoshopeado con el cuerpo de una mujer desnuda. Y claro, las especulaciones sobre quién es la chica que le "prestó" el cuerpo al músico para la foto empezaron a surgir. Al principio, trascendieron rumores de que Griselda, con quien la vincularon sentimentalmente en algún momento, le había prestado su figura, pero luego se supo que la imagen correspondía a María Eugenia Martínez, quien mantiene una relación con el creador de Mariposa Tecknicolor, desde hace más de dos años. Por lo pronto, Siciliani se ríe de los recientes rumores: "No es cierto. Ni la supuesta relación que inventaron ni que le puse el cuerpo a la nueva tapa de su disco. Últimamente me preguntan cosas que no son ciertas y mi reacción es reírme o tan sólo negarlo. No hay mucho para agregar cuando inventan cosas que no se de donde vienen...".

 

 

Funete: Clarín