Mié12122018

Última actualización10:05:24 AM

Banner-Catamarca
Back Usted está aquí: Inicio Local Mujer denuncia desatención en el hospital de Fiambalá

Mujer denuncia desatención en el hospital de Fiambalá

Fiambalá- Laura Bustamante, mamá de un niño de 11 años que el 6 de diciembre pasado falleció en el Hospital de Niños Eva Perón, habló con medios radiales de Fiambalá y denunció públicamente que en el hospital Luis Agote los médicos no quisieron atender a su hijo porque “estaban de paro”.

La mujer, quien hasta el momento no radicó denuncia penal, quiso hacer pública su situación para evitar que “esto vuelva a pasarle a otras familias del lugar”.

Según explicó, su hijo habría comenzado con dolor de estómago el día 6 a la madrugada. A la mañana temprano, y debido al fuerte dolor que niño acusaba, lo llevó al hospital. “La médica me dijo que no podía atenderme porque estaban de paro. Me recetó unas pastillas, sin revisarlo y le dije que no podía comprarlas y ella no dijo más que en la farmacia del hospital tampoco había”.

Horas después y porque su hijo ya había comenzado a vomitar, la mujer volvió a llevarlo, esta vez en presencia del padre para ver si así decidían atenderla. Cuando revisaron a su hijo le dijeron que debía ser derivado de urgencia y le pidieron dinero para el combustible de la ambulancia. “Yo le dije que no tenía y se terminó gestionando por intermedio de la municipalidad”.

Su hijo fue llevado a Tinogasta y desde ahí derivado de urgencia hasta Catamarca. “Mi hijo sufrió tres paros cardíacos en el camino. En un momento, el oxígeno se les acabó y tuvieron que parar en Chumbicha para reponer”, dijo angustiada Bustamante, mientras evidenciaba la desidia profesional y la escasez de recursos con los que cuenta la salud en el interior provincial.

Finalmente, y aunque en el Hospital de Niños Eva Perón hicieron lo posible por salvar a su hijo, la criatura falleció alrededor de las 19. La autopsia que le practicaron habría revelado que sufrió una peritonitis.

“Yo aún no sé si voy a hacer la denuncia por todo esto, pero quiero hacerlo público porque no quiero que le pase a otra familia. Fue muy doloroso todo lo que pasé. Mi desesperación era tan grande. Solo quiero que en Fiambalá se atienda como se tiene que atender una urgencia, no como en mi caso”, dijo.

La mujer, mientras lloraba tras el micrófono, resaltó que lo que le pasó a su hijo pudo ser curable, pero las demoras, más la falta de profesionalismo de los médicos que se negaron a atenderlo en un primer momento y las escasez de recursos lo mataron.