Mié12122018

Última actualización10:05:24 AM

Banner-Catamarca
Back Usted está aquí: Inicio Local El Hospital de Fiambalá carece de los elementos básicos de atención médica. En el norte la situación es más critica

El Hospital de Fiambalá carece de los elementos básicos de atención médica. En el norte la situación es más critica

El Hospital Dr. Luis Agote de Fiambalá, postas sanitarias y mini hospitales del norte del distrito se encuentran trabajando con una escases desesperante de elementos básicos, insumos, medicamentos, combustible y personal. Tal es así que se puso un cartel solicitando a los pacientes llevar elementos descartables para poder ser atendidos.

Pero situación deben pasar las personas de muy escasos recursos quienes más allá de recibir un atención por el personal médico o enfermeros, deben retirarse a sus domicilios con la misma dolencia con la que llegaron al hospital.
Igual o peor impotencia padecen aquellos pacientes que por alguna gravedad deben ser trasladados a la cabecera departamental o la capital provincial, quienes deben abonar el combustible de las ambulancias que ronda en un valor de entre $1.800 y $2.000, donde muchas veces el municipio debe hacerse cargo de los gastos cuando las situaciones son extremadamente graves y las personas no pueden de ninguna manera pagar lo que debería estar cubierto por el Ministerio de Salud de la Provincia de Catamarca.
En el caso de las ambulancias, hace unos 20 días se entregó uno de estos móviles cero kilómetro que envía el gobierno nacional, pero no se entregó la partida para el combustible, y la ambulancia que se encontraba en Fiambalá, a la cual se realizó una "vaquita" entre el personal del hospital para comprarle las cubiertas, fue trasladada hacia la localidad de Palo Blanco -porque esa población no tenia ambulancia-, produciendo "el enojo" de los empleados de esta ciudad por el gasto que con muy buena intención realizaron en comprar las cubiertas, para que posteriormente retiren ese móvil sin darles explicación alguna.
A pesar de toda la miseria que padece el sistema de salud de todo el distrito de Fiambalá, personal médico en general, enfermeros y choferes de ambulancias, ponen todo lo mejor de ellos, donde muchas veces deben gastar de sus bajos salarios para darles una solución a los pacientes o muchas veces brindarles una palabra de aliento y esperanzas para calmar sus dolencias.
"Lo recomendable ante una enfermedad que padezca una persona en Fiambalá o el norte, es encomendarse a Dios para no agravarse y recibir una pronta recuperación a través de la gracia divina porque el hospital no tiene nada".

Fuente: elabaucandigital