Vie14122018

Última actualización09:31:23 AM

Banner-Catamarca
Back Usted está aquí: Inicio Local El DTV es el nuevo requisito que se exige para la uva en fresco

El DTV es el nuevo requisito que se exige para la uva en fresco

No hubo asistencia para los productores afectados por las dos tormentas de granizo de Enero

Tinogasta- Todos los productores agropecuarios que tengan producción que es transportada deberán contar con el Documento de Transito Vegetal (DPV), como nueva exigencia nacional dentro de los controles exigidos para sortear los controles fito sanitarios. Este documento acredita la procedencia del producto que es traslado, y será exigido tanto en los que ingresan como en los que egresan al departamento. Este documento junto al Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA), son indispensables para transitar en el territorio. En el caso de la vid, que es lo que sale en grandes cantidades se lo exige solo a quienes destinan su producción para consumo en fresco, y las pasas. Quedan exceptuados los que tienen uva con destino a vinificación o mosto. 

El técnico asesor del INTA Javier Oviedo informó que éste requisito implementado a partir de la vendimia 2017, debe complementarse mediante un trámite que se realiza en la oficina del SENASA local ubicado en la terminal de ómnibus. "El DPV lo deberían tener los productores, los transportistas y las instituciones que produzcan materia prima para consumo en fresco.. El objetivo es tener registrada la procedencia de la materia prima y un control fitosanitario para evitar que puedan entrar o salir plagas de un territorio a otro, principalmente como la lobesia botrana que ya afecta la vid en toda la zona de cuyo", dijo Oviedo. 

 

 

Sin asistencia los productores afectados por el granizo

Por otro lado, el Oviedo también informó que debido a la tormenta de granizo del pasado 20 de enero, en plantaciones de los barrios Los Robledos como Los Guaytimas hubo perdidas que van entre el 30 y el 80 por ciento dependiendo de las franjas afectadas, siendo las producciones vitícolas y algunas huertas las más afectadas. "La perdida para el destino de consumo en fresco es casi total, y después queda algo que se puede recuperar con trabajos culturales para preservar la materia que no fue golpeada y quedó sana para destino a bodega que solo quedó un 30 por ciento", dijo. A pesar de las dos tormentas de granizo que se produjo en el mes de enero, no ha llegado ningún tipo de asistencia por parte de las instituciones agropecuarias del Estado. En este sentido, Oviedo recordó que desde el INTA no cuentan con fondos ni programas de asistencia y que solo se limitan a realizar evaluaciones y asesoramientos técnicos para los productores. "Lo que podemos aconsejar en este caso es la preservación de la planta desmalezando, y colocando oxicloruro para 

preservar lo que fue dañado, pero no tenemos un área que destine fondos para contención", dijo Oviedo.