Lun10122018

Última actualización11:27:24 AM

Banner-Catamarca
Back Usted está aquí: Inicio Local En Tinogasta hay escuelas con fallas edilicias y faltan ordenanzas

En Tinogasta hay escuelas con fallas edilicias y faltan ordenanzas

Las escuelas con mayor matrícula son las que se encuentran con deficiencias en la infraestructura. No se trabajó en vacaciones.

TINOGASTA - A la situación de los edificios educativos de la Capital que dio cuenta EL ANCASTI en su edición de ayer, se le suma la realidad del interior. En Tinogasta, en los albores del comienzo de un nuevo ciclo lectivo las escuelas públicas no han recibido ningún tipo de asistencia ni mantenimiento por parte del Estado en tiempo de vacaciones. Estas tareas tendrán que convivir con las actividades pedagógicas en el inicio de ciclo 2017. La problemática que limita el buen funcionamiento de las escuelas eclipsa el comienzo de clases y el debate sobre las cuestiones pedagógicas, ante lo que implica tener que buscar soluciones urgentes.

Son las escuelas con mayor matrícula las que se encuentran con problemas en su infraestructura y esto tiene que ver con el proceso lógico de mayor uso. Ejemplo de esto es la Normal Libertador General San Martín, donde conviven en forma diaria 4 niveles: Inicial, Primario, Secundario y Terciario; pasando por las aulas más de mil alumnos. La escuela secundaria como el terciario debieron desmembrar en anexos el funcionamiento de sus respectivas instituciones en otros edificios escolares por falta de espacio. Aun así, la escuela secundaria 15 intentó comenzar a aglutinar nuevamente los anexos en su edificio para cultivar el sentido de pertenencia a la institución, pero afrontando serias dificultades en cuanto a los espacios, ya que hay cursos que deben tener clases en el salón o al aire libre. Espacios destinados al funcionamiento de la biblioteca, o la sala de informática, hoy son aulas porque no hay más lugar disponible. Desde hace dos años, desde Infraestructura Escolar se comenzaron a construir dos aulas en la parte posterior pero aún no se ha podido concluir con esa obra, a pesar del tiempo transcurrido.

El problema más grave está relacionado con los sanitarios, que todos los años presentan inconvenientes y si bien se realizaron arreglos, las autoridades evaluaron la necesidad de construir nuevos núcleos sanitarios, ya que es motivo reiterado de suspensión de clases. Esta tarea estaba comprometida su inicio para el mes de enero, pero no se hizo.

Otra de las escuelas, la 183 Clubes Argentinos de Servicios de Progreso (CAS), también tiene problemas similares. Se comenzó a trabajar en la construcción de dos aulas, obra que se encuentra paralizada.

 

Ventiladores

En casi todas las escuelas los ventiladores de techo son el único medio tecnológico del que se dispone para aliviar las altas temperaturas del verano. A pesar de que existe una disposición de reemplazar los ventiladores de techo por los de pared, esto nunca se concretó, ni siquiera en la nueva escuela de Comercio, inaugurada hace apenas un par de años. En las más viejas, los ventiladores son solo un adorno, porque la mayoría no funciona, y los que andan lo hacen en el modo más suave. Esto ocurre en la Escuela Normal, donde uno de los directivos dijo que "tenemos dos aires acondicionados que nos regalaron cuando cumplimos años y uno fue colocado en la sala de informática y otro en la biblioteca. Todas las aulas tienen ventiladores, pero de la totalidad solo el 50% funciona. Esto es una dificultad sobre todo en esta época de calor cuando los chicos van a tener que venir a clases aun cuando tengamos temperaturas altas".

 

LIMPIEZA

En la Escuela Nº 183 la directora Marta Olmedo resaltó el apoyo de los padres para comprar elementos de limpieza. Es que el dinero que envía el ministerio (dos partidas de $4 mil por año) no alcanzan.

Poco personal

Uno de los grandes inconvenientes de los establecimientos educativos por los que las cosas se deterioran hasta quedar inservibles es la falta de personal de mantenimiento. La mayoría de las escuelas ha perdido su personal de maestranza porque se fueron jubilando y nunca se nombró al reemplazante. De mantenimiento no hubo nombramientos a pesar de los constantes pedidos de los directores. Esto ha ocasionado un sinnúmero de dificultades, desde reponer lámparas, solucionar la pérdida de agua de un grifo, o reparar algún mueble con problemas, cosas sencillas pero que requieren de una atención puntual. Desde el gremio de los No Docentes se planteó el tema en la mesa de negociaciones muchas veces. En la actualidad hay escuelas que funcionan con uno o dos ordenanzas por turno, lo que implica extremar al máximo el rendimiento de cada uno para lograr la limpieza de aulas, baños y dependencias administrativas. Por ejemplo, la Nº 183, escuela con la modalidad de jornada extendida, en la que solo cuentan con 5 ordenanzas, dos cocinan para más de 300 alumnos, otro está de licencia y los dos restantes prestan servicios, lo que es insuficiente.

 

 

 

Fuente: El Ancasti