Jue13122018

Última actualización10:05:24 AM

Banner-Catamarca
Back Usted está aquí: Inicio Local A la opinión Pública

A la opinión Pública

"Quien Suscribe Natalia Remetería, ante los hechos que son de conocimiento público, ante lo acontecido en el Hospital Zonal de la Ciudad de Tinogasta, siento la obligación y la responsabilidad de salir como ciudadana  pero fundamentalmente como madre, aclarar por este medio lo acontecido realmente el día 07 de Febrero 2017.

No quiero generalizar ni afectar el honor de todos los profesionales de la salud, ni de las autoridades de esta ciudad, pero siento que es mi deber aclarar y contestar públicamente a las autoridades y a la profesional que asistió a mi hija Camila, el mencionado día el cual voy a relatar, siendo las 19:00 hs., nos encontrábamos reunidos en familia y como madre me doy cuenta de la descompensación de mi hija, en carácter de urgente recurrimos a una clínica privada adonde la asistieron en forma particular y el profesional solicita con carácter de urgente los estudios primarios luego a aproximadamente a las 22:45 hs. nos entrega análisis en los cuales el profesional que la atendió le diagnostica un estado  de salud que lo ubica en una situación difícil y complicadacon una glucemia de 442 mg. cetoacidosis diabética taquicardia deshidratación y bajas pulsaciones.

Yo como madre  doy constancia que  durante sus controles médicos todo eran normal, excepto su afasia congénita,  siendo por esto el diagnóstico de un debut diabético de clase tipo I.

Quiero aclarar que soy una madre y ama de casa de una familia trabajadora pero lamentablemente debo decir que mi hija no cuenta con cobertura de obra social y el cuadro que se presentaba como verán era de una situación crítica, urgente y grave, por lo que  el médico asistente nos manifiesta  en forma urgente el traslado de la niña a un centro de mayor complejidad y en ambulancia. Mi situación económica es como la de cualquier familia trabajadora,  no quisiera que otra persona le pase lo mismo, por lo  que me vi en la obligación de trasladarnos hacia el hospital Zonal de Tinogasta en búsqueda de la solución para el traslado de mi hija, siendo las 23:00 hs, ingresamos al mencionado lugar en búsqueda del médico de guardia la cual no se encontraba en su lugar de trabajo lo que nos demandó una espera considerable de tiempo.  Después de una larga espera se hace presente la doctora de guardia a quien le comunico la situación y el diagnóstico complicado de mi hija con el resultado de los estudios y la determinación  del doctor  que la asistió quien  manifestó  como muy urgente el traslado de la paciente a un centro de mayor complejidad con previa estabilización, a lo que la doctora en un  acto de soberbia e indiferencia con actitud despectiva  me  manifiesta la duda  de mi información. Digo esto de un hecho probable la indiferencia de este profesional que queda puesta en manifiesto durante el tiempo transcurrido de la estabilización hasta la asistencia y coordinación para la derivación a la Ciudad de Catamarca, con el agravante que debía pagar el combustible de la ambulancia para el traslado. ¿Qué hubiera pasado si no contaba con los fondos necesarios  como le pasa a tanta gente hasta inclusive ese mismo día se pudo ver donde mi familia se reunió para concederme los fondos para el traslado  y la medicación  que  la doctora suscribió que se comprara y nunca se usó, ya que los médicos  en San Fernando del Valle de Catamarca, le cambiaron  el tratamiento con otra medicación.

Yo me pregunto humildemente como se llama cuando una médica diagnostica mal a un paciente y encima lo medica con medicamentos que fueron cambiados inmediatamente POR LOS MÉDICOS QUE LO ASISTIERON EN EL HOSPITAL DE NIÑOS EVA PERON (en la capital provincial) y además de su retraso en la asistencia no le pasó ni le comunicó el parte médico al profesional que acompaño a la paciente, quien puede dar fe profesionalmente que el estado de mi hija en el traslado era muy crítico.

Ante  lo precedentemente aclarado de los hechos, los dichos de lo sucedido ese día quiero decir con total honestidad a toda la opinión pública como ciudadana y como madre, pero fundamentalmente a los profesionales de la saludad de ese lugar y a las autoridades, que sí es cierto que sucedieron cosas como cualquier circunstancia igual y similar por falta de atención e indiferencia por tener que recurrir a la búsqueda de la solución, no quiero justificar nada, pero ¿Quién no reaccionaria levantando la voz  y pidiendo por favor como lo hizo mi familiar?, pero sí  con una gran vehemencia que se lo asistiera a mi hija, quien se encontraba con taquicardia permanente en ese lugar, lamento decir que la doctora faltó a la verdad, porque mi familiar no rompió ningún vidrio, ni agredió físicamente a  la mencionada, pero sí verbalmente le dijo que era una irresponsable por el descuido y hasta el desprecio por mi hija a pesar de estar en una situación crítica llorando gritando por el dolor que tenía, además no tuvo en cuenta en ningún momento el estado de ella, no la contuvo, no la observó aún habiéndole comunicado previamente que mi hija padece una dificultad madurativa imaginémonos qué persona no reaccionaria EN UNA SITUACIÓN ASÍ POR ESO LAMENTO LO ACONTECIDO. NO LO JUSTIFICO TOTALMENTE PERO SI LO ENTIENDO EN EL DOLOR QUE UNO SIENTE COMO YO SENTÍ  EN ESE MOMENTO Y SIGO SINTIENDO porque a los días subsiguiente  de  lo manifestado encontrándose un familiar nuestro  en esta ciudad se le produce un cuadro estomacal por el cual recurre al mismo nosocomio acompañado por el mismo familiar acusado  siendo asistido  por la misma profesional  de igual y peor manera que el caso anterior ya que en el diagnóstico y en la receta no puso el sello.  Prueba de esa documentación consta porque obra en nuestro poder y será presentado ante la autoridad que así lo requieran, pero si el solo hecho de ver al acompañante salió a acusarlo nuevamente que fue  agredida falseando totalmente a la verdad, y esto será probado ante la autoridad competente.  TAMPOCO COMPARTO LA ACTITUD DEL DIRECTOR DEL NOSOCOMIO cuando sale por los medios hasta a desprestigiar a mi familia, sin  fijarse antes lo que hace su personal cuando creo lo que tendría  que haber hecho es llamar a ambas partes a aclarar bien lo sucedido y después si su acción o medición no colmaba sus expectativas estoy de acuerdo que hubiera actuado como lo hizo haciendo la denuncia ante la justicia y ante los medios dejándonos mal a toda mi familia que en definitiva fuimos los más afectados por todo esto…él quizás tenga razón de creer totalmente en el personal a su cargo. Pero también debe aceptar e investigar la falta de atención a los ciudadanos porque debería preguntarse qué haría que diría y como actuaria si se tratara de su hijo/a . es Por ello que le pido públicamente que reflexione y piense que la salud para los humildes es un derecho consagrado desde la justicia divina hasta la Constitución y más al recibirse juran cuidar con honor la salud de la población sin medir la razón social , el color, lo económico y/o su capacidad intelectual  como así también le solicito a la señora gobernadora al señor ministro de salud al señor intendente de Tinogasta al juez de la causa y a las autoridades máximas del hospital que actuaran ya que los ciudadanos confiamos plenamente en ellos y no quisiéramos vernos y/o sentirnos defraudados yo y mi familia por no considerarnos con los mismos derechos y obligaciones digo esto también, porque se y sabemos de muchas familias que le ocurrió lamentablemente  lo mismo con hechos similares de indiferencia ante el bien hacia el prójimo, ante lo acontecido y la actitud del señor director me vi en la obligación de salir a contestarle por los medios y también recurrir por la vía administrativa ante las autoridades competente. De la salud que seguramente es lo que los lleva a actuar así. A pesar de no ser  un hecho grave solo aislado como lo manifestara el señor subsecretario de salud de la provincia con quien comparto el criterio ya que yo estuve presente en todo momento. A quienes debo reconocer y resaltar que he recibido por lo menos hasta acá un tratamiento distinto porque me escucharon,  me comprendieron y prestaron atención y la dedicación en la búsqueda  de la solución del problema de mi hija  a través del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la provincia como así también a las autoridades y al personal del Hospital de Niños Eva Perón en nombre mío y de mi hija y toda mi familia quiero darles las gracias por su atención.

Para cerrar esta nota quiero pedirle públicamente al director del hospital de Tinogasta y a quienes participaron en la presentación ante la justicia que estoy dispuesta a mediar entre ellos y mi familia a los efectos de superar lo que para nosotros es una preocupante situación.  Solicito que medie el sentido común, y exista una retractación de lo ocurrido ante lo que sostengo es una falsedad, caso contrario le comunico públicamente que mi familia está dispuesta a luchar por nuestra dignidad y honorabilidad y nos presentaremos ante la misma justicia, considerando que va actuar de igual manera en un trato igualitario con aquellos que incumplen sus obligaciones y las leyes como lo dijeron  algunos en sus exposiciones públicas que ANTE LA LEY SOMOS TODOS IGUALES".

 

 

 

Natalia Rementeria

DNI. 32.308.652