Sáb15122018

Última actualización04:05:03 PM

Banner-Catamarca
Back Usted está aquí: Inicio Local Los padres se endeudaron para mandar a sus hijos a la escuela

Los padres se endeudaron para mandar a sus hijos a la escuela

LAS COMPRAS FUERON MENOS PERO LA CUENTA SUMO MAS. SE ACTIVARON LAS CUENTAS CORRIENTES A LA VIEJA USANZA

Tinogasta- La crisis económica hizo mella calando en los bolsillos de los trabajadores que este año debieron endeudarse para poder enviar a sus hijos a las escuelas. Las compras se limitaron, en la mayoría de los casos, a lo básico e indispensable: repuesto de hojas para los grandes, cuadernos para los que asisten al primer ciclo, un par de lapiceras, forros, corrector y lápices de colores. "Este año estuvieron los que todavía no miden en los gastos y prefieren la calidad, pero la mayoría compró lo justo y lo necesario para comenzar porque mucho se especuló con los paros que vienen teniendo todas las semanas, por lo que se va comprando a medida que van pasando los días", dijo una empleada de comercio Olga Quinteros. 

Lo que ocurre este año es que los precios han tenido un incremento importante que superó el 25 por ciento en relación al año pasado y esto hizo que adquiriendo menos productos se gaste mucho más. Lo que de alguna manera amortigua el impacto negativo de las compras obligadas, los altos precios y los bajos sueldos, es una relación de palabra que permanece al estilo de la vieja usanza, donde el comerciante mantiene en fichas o cuadernos "los fiados" que son cuentas corrientes de sus clientes de toda la vida, o como le llaman "las cuentas de la casa". Así simplemente, la mercadería que lleva el cliente se anota y luego pasa y paga, teniendo como única garantía la palabra. Sólo en algunos casos excepcionales se firman pagarés. Una tradición que se extiende al 70 por ciento de las casas comerciales, y que supera al porcentaje de ventas con tarjetas de crédito y débito que tanto los comerciantes como los clientes, prefieren mantener como última opción debido a los costos que tienen el uso de las mismas que ronda el 1,5 por ciento para el comercio y entre un 10 y un 15 por ciento de interés sobre la compra para el cliente. 

La decisión de la AFIP es que a partir del próximo 30 de abril, todos los comercios cuentan con el sistema de "posnet" para realizar las ventas a través de tarjetas de crédito y débito, que aunque no deja de ser una buena medida que beneficia al turismo y promueve el consumo, pasará mucho tiempo para que éstas desplacen a los tradicionales "fiados".

En un sondeo realizado entre comercios céntricos de Tinogasta. las ventas colegiales fueron un 40 en efectivo y un 60 por ciento a crédito; y solo un 20 por ciento fue con tarjetas de crédito y el 30 por ciento corresponden a "las cuentas de la casa". 

"Creo que el movimiento este año fue menor, pero los ingresos para nosotros mayores porque los precios han subido, las cosas están más caras. Hubo mucha especulación con los paros y el inicio de clases. La mayoría de la gente salió a comprar después del 6 de marzo", comentó Rosa Perea, una comerciante del rubro librería desde hace mas de dos décadas. 

Por otro lado, Soledad Rubio, también aportó que particularmente tuvieron "mucha venta de mochilas, pero en cuanto a útiles se notó a través de las compras que hubo mucho reciclado. Se compró lo básico en la mayoría de los casos, pero existe todavía quienes buscan precio y marca. Nosotros hemos vendido un 50 por ciento a crédito y un 50 por ciento de contado", dijo. 

Otro comerciante del rubro José Chanampa, expresó que para él "las ventas fueron iguales que el año pasado pero que se especuló con los precios. Los clientes buscaban precio y algo se compro de contado y el resto con tarjetas y créditos personales". 

El mismo panorama se repitió en otras casas del mismo rubro, aunque los útiles solo forma parte de la canasta escolar que implica otros elementos como calzado ropa deportiva y guardapolvos.