Sáb15122018

Última actualización04:05:03 PM

Banner-Catamarca
Back Usted está aquí: Inicio Local Facturaciones truchas: la contadora a disposición

Facturaciones truchas: la contadora a disposición

Negó los hechos por los que se la vincula a la causa, según la denuncia del comerciante Carlos Moreno.

La contadora y ex secretaria de Hacienda de la Municipalidad de Tinogasta, María de los Milagros Martínez, se presentó espontáneamente ante la Justicia tras ser vinculada en la causa que denunció el comerciante Carlos Moreno, propietario del nombre de fantasía KM, quien la acusó de manejar irregularmente documentación contable que le pertenece.


Martínez se presentó ante la Fiscalía Nº5 y se puso a disposición de los investigadores, al señalar que desconoce los motivos por los cuales fue vinculada en la polémica denuncia que se conoció esta semana. Lo hizo patrocinada por el abogado Luciano Rojas.


Moreno, un cuentapropista de Tinogasta con domicilio legal en esta capital, denunció que en 2011 se registró como monotributista y dejó en manos de Martínez su facturero, ya que no tenía conocimientos contables, y que ahora lo persigue la AFIP por una serie de irregularidades por las cuales responsabilizó a la contadora.


Según relató en la demanda, la entonces funcionaria le pidió en ocho oportunidades que firmara comprobantes a nombre de la Municipalidad de Tinogasta, y aseguró que por información obtenida en la AFIP se habilitaron varios factureros entre 2011 y 2015 sobre los que él nunca tuvo conocimiento.
"Martínez tenía acceso a mi clave fiscal y mi información contable", relató Moreno en la denuncia, aunque formalmente la presentó contra "autores desconocidos".


Además, Moreno relató que era la contadora la encargada de realizarle los pagos ante AFIP y Rentas de la Provincia y señaló que el organismo nacional le inició una investigación por una deuda millonaria, ya que fue inscripto de manera compulsiva en el impuesto a las Ganancias por los altos montos de facturación que dice desconocer.

 

KM

KM es el nombre comercial que utilizó Carlos Moreno para registrarse para la venta al por menor de productos alimentarios y bebidas, según informó la AFIP.

Cuatro años después, le inician un sumario porque registraba facturaciones que excedían el máximo de valor unitario que tenía permitido: podía vender productos de hasta $2.500.

Moreno sospecha de su contadora y hace una consulta en AFIP, donde se informa de una deuda. También dice que "se enteró" que lo vinculan como proveedor en Tinogasta y otros municipios: Recreo, Las Juntas, Antofagasta de la Sierra, Hualfín, y hasta en la Legislatura provincial.

Según Moreno, las deudas por contribuciones en la AFIP podrían alcanzar los $9 millones. Aseguró que la responsable es la contadora Martínez, a quien le habría confiado su información personal.

 

Fuente: El Ancasti