Vie17082018

Última actualización12:45:54 AM

Primero Oficial
Back Usted está aquí: Inicio Nacional Crisis en el Senado: por qué van ahora por el desafuero de Cristina Fernández de Kirchner

Crisis en el Senado: por qué van ahora por el desafuero de Cristina Fernández de Kirchner

El pedido de sesión especial para abordar el tema ocurre en un momento de particular tensión entre el oficialismo y el Bloque Justicialista.

Mediante un pedido de sesión especial, el oficialismo tratará este martes el pedido de desafuero de la senadora nacional por Unidad Ciudadana Cristina Fernández de Kirchner.  La presentación, encabezada por el senador y presidente provisional del Senado Federico Pinedo, solicitó que la sesión especial se realice antes del 7 de junio, dado que ese día vence el plazo que tiene el Senado para tratar el pedido de desafuero. La razones. En diciembre del año pasado el juez federal Claudio Bonadio pidió el desafuero y la detención de la expresidenta, en el marco de la causa en la que se investiga el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994 y en el que murieron 85 personas. La denuncia considera que la firma del memorándum de entendimiento con Irán, concretada en 2013, tuvo como objetivo encubrir a los autores materiales e intelectuales del acto terrorista. El pasado viernes, la Cámara Federal de Apelaciones porteña detalló mediante un fallo que la muerte del ex fiscal Alberto Nisman, el 18 de enero de 2015, está vinculada a la denuncia que presentó contra CFK y varios de sus entonces funcionarios por el Memorando con Irán, cuatro días antes de aparecer con un balazo en la cabeza, en el baño de su departamento de Le Parc, el 18 de enero de 2015.  El oficialismo reaccionó de inmediato después de que la Cámara Federal confirmara que, a su criterio, la muerte del fiscal se trató de un homicidio, y que su muerte tuvo relación directa con la denuncia que había realizado contra la exmandataria. Al respecto, Federico Pinedo reconoció que el fallo que detalla que Nisman fue asesinado por su labor "le da otro color más duro, más complejo" al pedido de desafuero de la líder de Unidad Ciudadana, solicitado por Bonadio. "Ayer (por el día viernes), de casualidad, la situación se complicó porque el tema tomó un volumen diferente cuando la Cámara Federal dijo que la investigación del tratado con Irán que había hecho Nisman fue lo que derivó en su asesinato", reconoció el senador nacional, quien señaló que "son dos causas separadas, pero vinculadas". Ante esto, el dirigente de Cambiemos subrayó que el pedido de desafuero "requiere toda la seriedad y responsabilidad" y envió un mensaje a la ex jefa de Estado: "Tiene que saber que de nuestro lado no va a haber ninguna persecución política sino que queremos que funcione la Justicia". Tensión en el senado. Ante la decisión oficialista, en el entorno de la expresidenta consideraron que la medida es una "repercusión del discurso por tarifas”. "No quieren una voz potente como la de Cristina en el Senado", afirmaron las fuentes consultadas a Noticias Argentinas. Y añadieron: "Desde el plano legal no tiene sentido, a partir de la excarcelación de Zannini. Es una provocación en medio del colapso económico". Como agregado, el pedido de sesión especial para abordar el tema se da en un momento de particular tensión entre el oficialismo y el Bloque Justicialista que conduce Miguel Ángel Pichetto, cuyos votos son determinantes para desaforar a un senador, debido a que se necesita una mayoría de dos tercios, es decir 48 votos. Pichetto señaló en varias oportunidades que "la doctrina" de esa bancada es no aprobar ningún desafuero mientras si no existe una sentencia firme, argumento que utilizaron para evitar el desafuero de Carlos Menem, que tiene una condena a siete años de prisión pero está apelada ante la Corte Suprema de Justicia. El justicialismo también evitó el debate sobre el desafuero de Cristina Kirchner y, de hecho, la última vez que Cambiemos puso el tema sobre la mesa en la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pichetto se habría molestado, y los acusó de "no respetar los acuerdos". Por su parte, el senador Federico Pinedo defendió el tratamiento de la iniciativa, sobre lo que sostuvo: "Lo que se está hablando acá es si es razonable el pedido de Bonadio de meter presa a la ex presidenta porque dice que podría perjudicar la investigación si estuviera en libertad" Y añadió: "Es opinable y la Justicia da mensajes contradictorios, porque por un lado lo liberan a D´Elía y Zannini y por el otro se mantiene esto", aseguró.

 

Fuente: Perfil