Vie25092020

Última actualización01:31:55 PM

Primero Oficial
Back Usted está aquí: Inicio Nacional El PJ sumó su provincia número 11 en 2019 y es favorito en otras cuatro

El PJ sumó su provincia número 11 en 2019 y es favorito en otras cuatro

El arranque del año electoral 2019 había ilusionado al kirchnerismo con sumar dos provincias patagónicas. Y más: esas eventuales victorias serían un buen parámetro de la fortaleza de Cristina como candidata presidencial. Pero primero Neuquén, el 10 de marzo, y luego Río Negro, el 7 de abril, trajeron sendas y sonoras derrotas.

En ambos casos, candidatos auspiciados por el Instituto Patria (Ramón Rioseco y Martín Soria) fueron relegados por representantes de fuerzas provinciales. Analizado a la distancia, vale la pregunta: ¿aquellos traspiés explican las victorias provinciales posteriores e incluso el probable triunfo nacional el 27 de octubre?

Con la victoria de Jorge Capitanich en Chaco, el peronismo ganó en 11 de las 17 provincias que ya renovaron gobernaciones este año y es favorito para prevalecer en cuatro de las cinco que restan.

¿Por qué las derrotas de Neuquén y Río Negro pueden haber influido en este escenario? Porque fue la demostración de que el kirchnerismo solo y a la cabeza tenía límites, al menos en la Patagonia. Rioseco fue como candidato de “Unidad Ciudadana Frente Neuquino” y Soria, del “Frente para la Victoria Distrito Río Negro”. Perdieron por 14 y 17 puntos.

A partir de entonces, y en nombre de la unidad, Cristina decidió bajar a los candidatos propios que pusieran en riesgo un triunfo peronista. Un gesto con doble lectura: por un lado, efectivamente evitaría una división del voto PJ; por el otro, la propia ex presidenta evitaba quedar pegada a nuevas derrotas. ¿Por una razón similar, salvando las distancias, decidió ella misma correrse de vice?

Así, el 12 de mayo, el ya favorito Juan Schiaretti consiguió un histórico 57,38% para revalidar mandato en Córdoba sin rival kirchnerista. Y el 19 del mismo mes, el pampeano Sergio Ziliotto quedaría electo para reemplazar a su “compañero” Carlos Verna, autexcluido por su salud.

En junio, se encadenarían seis reelecciones más: San Juan (Sergio Uñac), Chubut (Mariano Arcioni), Entre Ríos (Gustavo Bordet), Tucumán (Juan Manzur), Formosa (Gildo Insfrán) y San Luis (Alberto Rodríguez Saá). Pero el batacazo del mes fue la reconquista de Santa Fe: después de 12 años de gobierno socialista, el peronista Omar Perotti derrotó a Miguel Lifschitz.

En paralelo, y confirmando la preeminencia de los oficialismos locales, el Frente Renovador de la Concordia ganaría en Misiones con Oscar Ahuad, y el radical Gerardo Morales sería reelecto en Jujuy, una de las pocas alegrías de Cambiemos en el año. La otra llegaría el 29/9 con Mendoza.

Una excepción para esas hegemonías oficialistas y la preponderancia del PJ se daría el 16 de junio en Tierra del Fuego, donde el radical K Gustavo Melella vencería a la peronista Rosana Bertone.

La provincia número 10 para el PJ la conseguiría Alicia Kirchner con la cuestionada ley de lemas en Santa Cruz, el 11 de agosto, en paralelo a las PASO nacionales. Y la 11, el mencionado Capitanich.

De las cinco provincias que restan, hay candidatos peronistas favoritos en cuatro: Axel Kicillof en Buenos Aires y Raúl Jalil en Catamarca ganaron las PASO ampliamente y deben revalidar el 27/10; para ese mismo día, es favorito Javier Quintela en La Rioja;y Gustavo Sáenz (peronista no K) triunfó en las primarias salteñas y quedó bien posicionado para el 10/11. ¿La excepción?Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad. 

 

 

Fuente: Clarín