Lun10122018

Última actualización09:03:06 AM

Primero Oficial
Back Usted está aquí: Inicio Provincial Los vecinos lamentan la falta de obras en el interior

Los vecinos lamentan la falta de obras en el interior

Pobladores de Alijilán y Manantiales le dijeron a El Ancasti, sentimos temor ante la cantidad de agua que cayó en las últimas semanas en la zona, contaron que en las primeras lluvias fueron más de 100 milímetros, y días pasados tras nueve días sumaron otros 100 milímetros, pero ayer y según estiman los pobladores conocedores del tema, el agua caída fue más, a tal punto que en casas inundadas se acumuló un metro de agua, dañando muebles, electrodomésticos en muchas viviendas de los barrios bajos. 


"No podemos seguir esperando ayuda solo cuando llueve, todos los años es lo mismo, solo rezamos esperando que pase la lluvia, pero de obras nadie habla. Ninguna casa puede resistir tanta agua menos una calle", se quejó Marta, vecina de Alijilán.

Mientras tanto, vecinos del barrio Santa Lucía de Los Altos lamentaron otra vez tener agua en sus viviendas, pero destacaron que la municipalidad haya pasado la máquina días pasados tras otra inundación y ahora  pudieron tener menos acumulación de agua desviándola por un canal improvisado hacia el río La Abra. 


“Sucede que la ruta 64 quedó en desnivel, un poco más arriba que las viviendas, entonces el agua va a las casas directamente inundando todo, las familias de la ruta son humildes”, destacaron. 


En Bañado de Ovanta volvieron a quejarse los vecinos afectados de los  barrios 36 y 37 viviendas donde se acumula el agua de los campos por no tener como drenar, asegurando que la obra conocida del desagüe está “destruida”, ya que debía ser de hormigón, pero es de block y el agua los va rompiendo.


Se la denominó Desagüe Pluvial - Bañado de Ovanta, planeaba beneficiar a los barrios mencionados que se encuentran en la zona norte, baja y más castigada por las inundaciones.


La falta de obras también la realizan vecinos de Lavalle, un pueblo ubicado en el límite de dos provincias y que muchas veces no llega la asistencia oficial de ningún sector.

 

Fuente: El Ancasti